Blogia
kamala in Patmos

Su cara oculta...

Su cara oculta...
En febrero, después de exámenes, me fui a ver a Corazón de león. Estaba agotada por muchas cosas. No me había ido bien en los estudios, tenía dolores de espalda que venían desde el verano y encima ya estaba terriblemente enamorada de Ojos Tristes.

El año anterior tampoco pasaba por mis mejores momentos. Lo había dejado con Sam y aunque fui yo quien había tomado la decisión, sentía ese mismo vacío que pudo sentir él. El caso es que quise desconectar, y las cosas que hicimos, que pasaron y que surgieron, me hicieron mucho bien, y siempre recordamos esa semana como algo especial. Por eso en febrero quise hacer lo mismo, pero... no fue todo como esperaba.

Cuando llegué a Alicante, su casa estaba invadida, no vivía solo. Soy una persona abierta y no me importa que me presenten a gente nueva, me sé desenvolver, lo que pasa es que... cuando no se está muy bien anímicamente, tus ganas son menos. Te apetece estar con los de siempre, y tal vez, llorar un poquito sobre su hombro. Pero bueno, no pasó nada.

Después de comer, Corazón de león anunció a sus amigas que él y yo nos iríamos a tomar un café. No sé, no me resultó extraño. Pensé que como hacía tiempo que no nos veíamos, quizá lo dijera para tener un poco de intimidad, para contarnos nuestras cosas. Pero sí me mosqueó el misterio, la complicidad en la cara de todos, como si me tuviera algo que contar...

Nos fuimos a una de sus cafeterías favoritas. Yo me introduje hasta el fondo, donde había un patio con mesas redondas y una fuente en el centro. Me resultó muy acogedor, con luz tenue... y solos. Invitaba a contar secretos.

Tenía frío, no había nada de calefacción, y Corazón de león me dejó su sudadera. Me encantó la sensación de sentirme pequeña abrazada por ese jersey... Así... empezamos a hablar. Fui yo quien le dijo que me había enamorado y que no podía ser. Él, como siempre, me escuchaba y me miraba a la cara, con esa expresión tan suya de mezcla de comprensión y cariño. Su cabeza ladeada y asintiendo de vez en cuando en los momentos adecuados.

Ese mismo frío... la sinceridad... le hicieron recordar un día de diciembre, cuando habló con Cabecita loca. También fue día de confesiones. Y así, me empezó a contar algunos momentos que le habían marcado en su vida. El comienzo de la carrera... la soledad del último año... y dejó para el final, lo más importante:

- ¿Sabes? yo también he estado enamorado.
- ¿Ah sí? no me habías dicho nada nunca.
- Sí, de mi mejor amigo.
- ¿¿¿???
- kami, soy gay.

Me dejó helada. No supe reaccionar. No sabía qué decir. Balbuceé cosas como “A ver... ¿en serio?¿estás seguro?”. Y me dijo que sí. Fue un shock, de verdad. No lo esperaba. De él no. Le pregunté que qué pasaba con las chicas, sus amigas... las que él decía que le gustaban. Y me respondió que todo había sido idílico, como si la sensación de sentirse compenetrado, a gusto y entendido por ellas fuese igual que lo que debía ser el amor.

Yo entendía, claro que podía entender eso, pero... mentalmente hacía balance de toda nuestra vida juntos. Nunca noté nada. Sí que es una persona quizá diferente para ser un chico, pero...

En ese momento, me pidió que dijese... que hiciese algo, me había quedado muy callada, pensativa. Le miré interrogante preguntándole el qué. Él dijo que... por lo menos un abrazo... ¡Claro que se lo di! Me levanté y estuve mucho tiempo abrazada a él. No sé qué pensó, pero por mi mente sobre todo había confusión. Me alegraba de que él se sintiera bien consigo mismo. Con lo importante que es para mi el amor, quiero que él lo viva, sea con un hombre o con una mujer, quiero que lo viva y lo sienta. Pero también chocaba con todo lo que podría sufrir con las personas de su alrededor. Y con la familia.
No le abracé antes de que me lo pidiera, pero lo pensé. Si lo hacía él podía creer que era por pena, cuando en realidad, no pasa nada...

El abrazo podía haber durado más, pero como es poco cariñoso, rompió pronto el hechizo “hale kami, ya” jajajaja, ¡para matarle! No deja que una sea cariñosa...

Cuando llegamos a su casa, claro, sus amigas sabían qué me iba a decir en ese café. No sé, me dolió un poco no haber sido la primera en enterarme y también que todo el mundo supiera que lo acababa de hacer. Me sentí un poco observada, estudiaban mi reacción. Para colmo, entre ellos, que lo sabían desde hacía meses, ya era algo natural, pero para mi no. Ya hablaban del tipo de gustos en chicos, se bromeaba con su tendencia y a mi... uff, se me hizo duro, no lo voy a negar.

Mentiría si no confieso que pensé que se había equivocado. Por las cosas que le han tocado vivir, creía que... todo eso era una forma de llamar la atención y sentirse protagonista. No sé...

Sin embargo, todo cambió por la noche. Llegamos al piso después de haber visto una película en casa de unos amigos. Estábamos él, Helen y yo. No sabéis cuánto agradecí la discreción de ella. Nos dejó hablar y poder ser, como siempre, sinceros aún en su presencia. Lo necesitaba. Corazón de león empezó a contarme más y yo... parece que empecé a entenderle. Me enseñó fotos de un chico con el que estuvo, y aquí, me tuve que reír, porque pude comprobar por las pintas del chico que en verdad era gay jajajajajaja (no me mates, ¡¡que tú mismo te reíste!!). Me contó un relato muy bonito sobre Barcelona –no sé si me dejará contarlo a mi o querrá hacerlo él- y bueno... me hice más a la idea.

Cuando nos metimos en la cama, ya solos, en su habitación para dormir, dijimos las últimas palabras del día con la luz apagada, y sin mirarnos a los ojos –es cuando salen más veloces y directamente del corazón-.

- Él (su él)... un día subió a casa con un regalo. Había bajado a comprar y se acordó de mí y me trajo un detalle. Lo tuve guardado durante mucho tiempo.
- Jo Corazón de león... qué bonito... (aquí comprendí que de verdad había estado enamorado. Se nota, esas cosas se notan... en el tono de la voz, en el tiempo que se toma para decir cada frase... en la esencia melancólica que lo envuelve todo. Yo, por supuesto, no me creí que se hubiese desecho de él).
- ¿Sabes kamala?
- Dime Corazón.
- Me da pena que no pueda ser. Que tú, Cabecita loca y yo, no podamos estar con esas personas.
- Ya...
- A ella se la ve tan enamorada, que parece que el amor sea posible, que realmente exista.
- Sí... yo pienso lo mismo.
- kami, olvídate de él. Yo quiero que seas feliz, no quiero que sufras.
- Lo sé, pero... cómo cuesta.
- Lo sé...

Era tarde, y tras esa conversación, nos entregamos al sueño.

Cuando regresé a Madrid, se lo conté a Ojos Tristes. Él, medio me regañó, porque yo le hablé de mis dudas, mi primera reacción de negarlo todo... y me dijo que cada cual era libre de sentir lo que quisiera. Yo eso lo entendía, pero cuando se trata de alguien cercano, del que nunca lo hubieras imaginado... creo que se necesita tiempo para empezar a creértelo.

No volvimos a sacar el tema pero en mi regalo de cumpleaños, en esa especie de carta que me hizo, sí que escribió un comentario. Dijo que... le había sorprendido mi reacción, el tiempo que me tomé para reflexionar... para dejar desnudos mis miedos, el susto del principio... y que empecé a despojarme de todo eso para llegar al final, a la esencia, entendiendo que la tendencia íntima de cada ser humano, es muy suya y que nadie, nadie.... debe ni puede intervenir en esos sentimientos.

A mí sí que me sorprendió que él se diera cuenta de todo eso. Que sea capaz de saber qué estoy pensando, aún sin decir nada... sólo, por mi manera de hablar en los días sucesivos... Además de dejarme sin palabras, me da aún más pena saber que perderé a una persona así, que me conoce tan bien y con esa disposición que tiene siempre para escucharme, para hacerme mejor, para que sea feliz y su preocupación por mi... Bueno, yo no le dejo escapar, he hecho lo que estaba en mi mano...

Mi niño Corazón de león es alguien que me ancla al mundo. Es... no sé... saber que podré contar con él, que no me fallará y que estará en mi vida para siempre. Me alegro de que el amor nunca pueda romper nuestra amistad porque nos empecemos a ver con otros ojos. Entre nosotros, no puede haber otra forma de mirarnos (y ahora menos que antes).
Qué bien que sea así, porque le necesito en mi vida. Os encantaría conocerle. ¿Sabéis? Su risa es mágica. Cicatriza heridas.

Un beso, no me odiéis por hablar tanto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

Ewok -

Por ese motivo quiero que el amor desaparezca de mi vida, es demasiado destructivo. Por amor pierdes cosas que no deberías perder. Aunque no te conozco, tu no te preocupes que somos muchos, y algunos no somos gilipollas (alguno hay, eso sí). Gracias por comentarme. Tu también eres canción

Jana -

Que lindo lo que dices Kamala!!! Simpre me ha gustado mucho la relacion de ustedes dos!Son geniales personas ambos.

Un abrazote para cada uno ;)

monocamy -

Afortunadamente, el paso del tiempo convertirá estas situaciones en anécdotas del pasado, cuando confesar tu tendencia sexual provocaba desconcierto.

No sé.. calculo que para el 2025 estará todo normalizado.

:D

Pikifiore -

¡Me encanta esa complicidad entre un chico y una chica!Me imagino que si tu gran amigo te dice que es gay,al principio choca un poco,pero ¿que importa?Lo importante es que él sea feliz y que vuestra amistad siga siendo tan bonita como, por lo que escribes, ya es.Y te digo que me dais envidia sana,yo aún busco tener un amigo con el que tener una amistad pura y verdadera,sin que ninguno de los dos confunda los sentimientos.Es una pena...pero ya perdi a dos personas asi.
Kisses

Ezne -

Ayss... que no se que decir, porque yo creo que cada persona siente de modo distinto y que es eso precisamente lo que nos hace unicos.

Lo que más me ha gustado de todo son los comentarios dulzones de ambos jejejejeje

Un besito Kamala

Marta -

Kamalita, cielo, me encantó el comentario que hiciste este fin de semana en mi blog. No pude parar de reírme de ver que has sido capaz de ver mis "pequeñas" manías al escribir. ;-)

Y sobre tu post, me ha encantado conocer un poco más sobre tu vida, está genial el poder tener esa complicidad con alguien, tanto que no te sea necesario hablar, para que comprendan lo que pasa por tu cabeza.

Besitos

kamala -

Hola. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios -aunque alguno esté en blanco-.

Corazón de León, me guardo un as en la manga, esa anécdota la dejo para cuando cuente cosas graciosas tuyas, jajajaja. Lo pensé, pero me estaba enrollando tanto en la historia, que se hacía demasiado larga.

La verdad es que sí, que estamos de un cariñoso que... mare de déu, no reconozco a ninguno de los dos.

Un beso.

Corazón de León -

Por cierto!!
Se nos olvidó comentar el mejor episodio de ese fin de semana de febrero!!
Es imposible pensar en "Mar Adentro", o en la que dices es tu poesía favorita sin que aparezca una sonrisa en la cara!!
Y ahora, que trato de imitar el acento argentino, me sale gallego!!Pero no puedo evitarlo!!

Luz -

Kamalita! :) Que bueno poder leerte! Es refrescante.

Abrazos y sonrisas de amistad..

El ligre -

Una historia preciosa... Curiosamente Kamala, mi mas vieja amiga (en el sentido de tiempo siendo tal) fué la ultima en enterarse de lo mio... Y cuando se lo dije se quedó de cartón piedra (le pincho y no sangra)...

Y es que, no se si alguna ves te comenté que yo me enamoré por primera vez a los 8 añitos... Y desde entonces... Hasta casi los 20, ha sido continuo, con 3 personas... total... 11 años de mi vida enamorado... Siempre viendome suspirar por ELLA... Por mi niña ideal, por... Pues claro... Después de 2 años de vernos solo en verano... Le dije que estaba saliendo con alguien...

Cuentame como es la pivita me dijo...

Se llama Alex...

¿Alejandrá?

Nope... Alexander...

No podría expresarlo con palabras, pero como estaba jugando con el movil en la mano en ese momento... Tengo la mejor explicación... Una instantánea de su cara...

Reconozco que lo mío tampoco fué el tacto en esa ocasión, me ha hecho mucha gracia lo del café intimo con mesita al fondo... Porque he vivido esa escena 3 o 4 veces con otras personas... (Que sería de los gays sin los cafés intimos donde sincerarnos) ains...

El ligre -

Una vez mas reavivas parte de mi vida personal... Lo mío con esta chica, que, tras decirselo la relación empezó a ir mejor que nunca... Y que sin embargo... Tras invitarla a pasar una semana conmigo en Madrid... Prácticamente ha dejado de hablarme (y no ha habido enfado de por medio...)

En fin, me ha encantado este Post... Una vez más... Gracias!!!

Corazón de León -

Sabes?
Aún me siento incomodo usando este nombre, como si todo que has dicho arriba no fueran conmigo, de tan bonitas que son
Jo, Kam, te quiero tanto...
(Por cierto, como sigamos en este plan, nos va a dar una subida de azucar que riéte tu del tio chato...)
Besos

duda -

Me has emocionado Kamalita...

Un beso... aunque no me veas mucho sigo por aquí :)

Galiana -

Es un articulo increible, en el reflejas muchas cosas importantes. Por ejemplo: lo que nos obliga a sumergirnos ante los demás, ese temor a no ser aceptados, a sentirnos de repente aislados por sentir las cosas de forma distinta, minoritaria. Tienes suerte, eres de las personas que ha elegido para mostrarse como es, con autenticidad, sin disfraz... Creeme, hoy, eso es un enorme triunfo. Está de moda callar lo que se siente y no sentir lo que se dice. Mil besos Kamalilla!

NiCo -

comentario en blanco.....

AOH/Rasczak -

¿Conoces la frase "todo cambia para que todo siga igual"? Pues creo que puede aplicarse directamente a lo que ocurrió cuando tu amigo te confesó que era gay. Es con cosas así con las que se forjan buenas amistades, y si ya era buena se convierte en indestructible.

Le voy a medio robar el slogan a una compañía telefónica, pero es que es estupendo saber que hay alguien al otro lado, y si puedes contar con esa persona ya es cojonudo.

Cambiando de tercio. Cada uno entiende los sentimientos de forma muy propia, lo que vale para uno que necesite o quiera olvidar tal vez no sirva para alguien que, aunque jodido siga necesitando recordar o vivir lo que le ha tocado, por malo que sea.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres