Blogia
kamala in Patmos

El amor no es lo que parecía...

Cómo me pongo, ¿no? Acabo de releer el post anterior, y estaba muy enfadada. Me acuerdo perfectamente de lo que me hacía estar así, pero creo que debí estarme quietecita y no haber dicho nada. No es por vosotros, sino por Ojos Tristes, que luego me lee y me anda preguntado todo y me veo dando explicaciones que no me apetece desvelar. Porque a veces ni siquiera tengo motivos de peso para hacer lo que hago. Pero, ¿quién los tiene?

Aquí, como en la vida real, no puedo ser sincera del todo. Hay mucha gente que me conoce. El lastre del nombrecito de kamala ya me empieza a cansar, siempre pensando en lo qué escribir para que no choque a nadie... para que ciertas personas no sepan algunas cosas de mi... me revienta que sepan de mi vida algunos, y no me apetece nada de nada...

La contradicción está en porqué elegí este nombre, cuando podría haberme puesto cualquier otro. Pero es que ME GUSTA ESTE. No quería cambiar.

¿Es una niñada? No lo sé... bueno, seguro que sí, pero llevo unos días que todo me sienta mal. Y eso que en mi vida voy mucho mejor, ya no estoy desganada como hace unos meses, y me lo paso muy bien, pero es sentarme delante del ordenador, y enfadarme. O empezar a hablar de amor, y... languidecer. Sí, porque es justo eso lo que me pasa.

El lunes pasado -el anterior a antes de ayer- me encontré con un amigo en el metro, que hacía años que no veía. Y estaba muy sonriente, como siempre. En esos diez minutos no paramos de reír, algo que era constante en nuestros encuentros... Pero como ambos llevábamos prisa, no pudimos tomar algo, por eso nos dimos el móvil para quedar en otro momento y no perder el contacto.

El jueves decidí mandarle un mensaje para quedar el viernes o el sábado. Me contestó muy agradecido, que era "una interesante proposición que no dejaría escapar" -este chico siempre tan redicho-. Y el sábado me llamó a casa para concretar el día. Estuvimos hablando un rato y al final se vino a un concierto de un amigo que toca en un grupo.

Todo iba muy bien. Yo sabía que tenía algún que otro problemilla sentimental, pero no tenía ni idea de que lo estuviera pasando en ese mismo momento, es decir, que pensaba que se quejaba de su vida amorosa "en general" y no "en particular". Pero tras el concierto, nos quedamos solos tomando algo en un local de tapas. Parece que ahí se desató lo que le atormentaba, porque no paró de hablarme de una chica que deduje, tenía más de novia que de amiga. Y aquí parece que la que empezó a derrumbarse fui yo. No me veía reflejada en todo lo que me contaba, pero sí me daba cuenta de que... a los dos nos había pasado lo mismo, que teníamos una idea del amor que no concordaba con la realidad (tanto para bien como para mal, me refiero a la conjunción entre sentirme como una reina y a la vez desmoronarse todos los conceptos de amor idílico que pensaba que existían...). 

Creo que cambiar las risas de siempre por este temita fue lo que me dejó mal para el resto del finde. No sé cómo algo así me puede tocar tanto. Además es que me fastidia, porque ya no me sentí igual. El domingo fue bastante aburrido y me encontraba muy cansada. Después de llegar a casa el sábado -más tarde de lo que pensaba- me costó mucho dormir, aunque ésto no se os hará muy extraño en mi, pero la verdad es que no paré de pensar y pensar y pensar...

Sé que hay algo que cambió en este chico el otro día, después de nuestra conversación. Lo sé, porque el viernes me ocurrió a mi lo mismo. Quedé con Laura, que es una chica de mis enlaces (ya os he dicho otras veces que hemos quedado). Me encontré tan a gusto como siempre, y una de las cosas que me gustan de ella es que me escucha. Le conté cosas que jamás he dicho a nadie pero... lo que me sorprendió fue lo que os quería decir, que le hablé de Ojos Tristes. Siempre me guardo para mi sola todo con respecto a él, y al contárselo a Laura en voz alta, fue como si me diera cuenta de muchas cosas, como si de repente, abriera los ojos ante algo donde los había mantenido cerrados durante mucho tiempo. A él, le pasó lo mismo el sábado.

No le quise decir nada acerca de lo que tenía que hacer, sólo le lanzaba preguntas para que él mismo se contestara. No fui muy suave, lo sé, pero eso tiene el verse fuera de una relación, que la subjetividad, brilla por su ausencia. La frialdad por mi parte quedó latente en todo momento, pero sé que para él no fue tal la frialdad, sino como una bofetada de realidad.

Y nada... hoy ya estoy más tranquila, pero no quiero tentar a la suerte... Ahora me alegro de no haber tenido el ordenador en casa, porque si no, hubiera volatilizado también el blog.

Dicen que estos arrebatos pasionales demuestran que vivimos, que los sentimientos nos mueven y la vida continua su camino con más experiencia. Y el otro día leí una frase que ahora me viene genial, es de Oscar Wilde "Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones." Esperemos que mi visceralidad quede en experiencia y no se trate de un error...

Aunque un poco de morros, no me voy sin daros un beso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

zOFyA P. -

ola....
Me siento muy triste, porque no se que me pasa, solo se que quiero mucho a mi novio y me siento desganada, desespereada, triste, porque mi novio ya se quiere casar, y quiere tener hijos, pero yo siento que aun soy pequeña para eso, y tengo poquito miedo de qe no vayan a funcionar las cosas, aveces para no estar con el , invento cualquier escusa, porque no lo veo entre semana y el quiere que el sabado y domingo me la pase con el, pero tambien quiero tiempo para mi, no se si estoy bien o mal. que hago?

Rut -

Pues el sábado ambas estábamos igual. Yo también me enfadé al final de la noche e iba camino de mi coche como alma que lleva el diablo. Culpa también de un hombre..si es que no hay quien los entienda, de verdad, y luego dicen que las mujeres somos complicadas y ellos ni siquiera son capaces de entender siete palabras: "las cosas claras y el chocolate espeso"... Y punto.
Un besito y mil gracias por tus comentarios...siempre me hacen sonreir.

Laura -

Gracias guapisima, no tengo nada que decirte... solo que a ver cuando volvemos a quedar.

Muchos besiños, de una amiga

Laura.

mnkantavivir -

en lo idilico esta lo maravilloso, el soñar...el creer que se hara realidad...eso es lo lindo de esto...
y si ya pudiste hablarlo, que bien...buen paso siempre hacia adelante...sigue asi...y siempre se tu, le guste a quien le guste y a quien no!, pues ni modo!!
unb esote

Patricia -

Hola Chica triste, deja ese sentimiento a un lado, no te lo dice la persona más feliz del mundo, te lo dice alguien que ha pasado por mucho en su corta edad, cuidate kamala

monocamy- -

¿Disculpándote ante el mundo, por SER TÚ? venga ya, a quien no le guste lo que lee que seleccione otro enlace. Si internet es enoooooooorme...

Tú eres como eres ¿te vas a disculpar por ser generosa? ¿por ser romántica? ¿por desear progresar? ¿por qué rayos ibas a tener que disclparte o comedirte con tu blog?.

será posible...

María Luján -

Hola Kamala, como tengo una edad, decirte que en esta vida, casi nada es lo que parece, pero vamos viviendo y aprendiendo.
Lo mejor es salir de las experiencias sin miedo, y bueno aceptar que la realidad a veces decepciona por las expectativas que tenemos. Se ajustan las expectativas y a vivir.
Un beso, seguro que a tu amigo le ayudó tu compañía.

Su -

A ver si hoy empiezas el día con mejor pie, de todas formas, traqui que sabes que son sólo momentos...

Un beso, y si este blog te condiciona, ya sabes, te mudas, empiezas de cero.... y nos pasas tu dire :-)

Un beso

AOH/Rasczak -

Ay, Kamala, que el anonimato a medias parece que te quiere pasar factura. No te puedo decir nada sobre eso, porque yo jamás he sido anónimo ni a medias, pero como ya te han dicho, hay alternativas...

Creo que lo que más te afectó de quedar con ese chico no fue el hecho de que te hablara de sus problemas, sino traspasar la línea que marca la sonrisa y descubrir la tristeza tras la máscara. A mí me pasó una vez y todavía no me he recuperado.

El método de Platón (qué irónico), lanzar preguntas para que el mismo objetivo de las preguntas alcance la sabiduría y se responda a sí mismo...

Alba -

Hola kamala!

Bueno, antes, yo si creia en el amor idilico, ese que es casi perfecto. Hoy por hoy no. Supongo que con el paso del tiempo te das cuenta de que aprender duele, pero te encamina hacía tus prioridades. (no se si me explico)

No esta reñido ser sentimental y sensible con ver la realidad.

Un beso.

NiCo -

también puedes crear otro blog. no digas que no se te ha ocurrido eso nunca. ainsss si es que hay que decirte todo

besos fea

Pikifiore -

Yo no he dejado de creer en el amor,aunq el amor idilico no existe,tiene fallos, imperfecciones,no hay un amor perfecto.Entiendo lo que dices,como te sentiste el sabado al hablar con ese chico,pq te hizo pensar en tí misma.Pero no sufras,las cosas cambiarán

Marta -

Hay ratos y ratos, Kamalita. Pero no hay que dejarse llevar por los malos, en los que parece que todo nos molesta, o que se nos derrumban nuestros castillos en el aire.
Y cuando todo eso tiene que ver con personas, o ideas que teníamos sobre algo grande, en este caso el amor idilico, pues... Fastidia, y mucho. Pero es lo que hay, no todo lo que reluce es oro, pero se puede conseguir convertirlo...

Ains, que me pierdo entre las palabras. Besotes guapa!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres