Blogia
kamala in Patmos

Él en un tren

Él en un tren

Acabo de hablar con Corazón de León por teléfono. Cada vez que lo hago pienso en lo que me gusta charlar con él, y recuerdo ese paralelismo que hacen muchos, que dicen que la vida es como estar en un tren.

En tu viaje vas encontrando diferentes personas a tu lado. A veces se sientan junto a ti, otras se alejan pero permanecen en el mismo vagón por lo que puedes contar con ellos igualmente. Otras personas, van y vienen y simplemente lo aceptas, porque tal vez estén mejor en otro compartimento del tren. En más ocasiones de las que nos gustaría, se van para no volvernos a encontrar, pero estamos tan absortos en el paisaje, que ni nos damos cuenta.

A mi me gustaría que él ocupara mi vagón durante más estaciones. Muchas veces, pensando en el futuro, me pregunto si terminaremos viviendo en la misma ciudad para así poder vernos casi todos los días. No sé...

La conversación ha sido interesante y divertida. Han salido temas de los que no suelo hablar normalmente en mi vida cotidiana, pero quizá sea yo culpable de ésto. Cierro mi mundo y lo dejo habitable sólo para mi. No hago partícipe a nadie de mis "verdaderos" pensamientos, de las cosas que me preocupan. No edifico puentes hacia otras personas en el terreno personal, por lo que ellos tampoco los tienden hacia mi. Y si lo hacen, yo no correspondo.

Por eso valoro tanto las conversaciones y los momentos que paso con Corazón, porque con él es distinto.

Hoy le comentaba que me sentía extraña. Veo que casi todas las personas de mi alrededor, se encuentran bien y siempre parecen contentas. Cuentan lo maravillosa que es la vida. Pero yo no me lo creo... No ha nacido la persona capaz de tener una vida en completa armonía.

No voy a entrar ahora en ese tema, porque no me apetece. Hoy no venía a escribir nada filosófico, ni me apetece indagar. Hoy quiero nadar en mi superficialidad. Sencillamente me alegro de encontrar a alguien que es sincero y que me cuenta que su vida está llena de los mismos altibajos que la mía. Que se levanta de buen humor, pero que al llegar la noche, se acuesta súper triste. Me gusta que su ánimo varíe, porque le afecte el que los demás no se encuentren bien -reflejo de empatía-.

Y nada, ya está. Sólo era ésto lo que quería contar. Bueno, y también, que hace mucho que no doy un abrazo así, "porque sí" y me apetece...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

El ligre -

A mi me gusta la comparación... Y me recuerda un poco a una película que me encanta yq ue conocí gracias a ti...

Un encuentro en un tren...
Palabras, roces, palabras, recuerdos, palabras, un sentimiento (?)...

Una amistad, un romance, puede no durar toda la vida, es poco probable, y menos con la misma intensidad...

Pero hay amistades, con las que me siento muy feliz, porque puede pasar un año desde que nos vimos por ultima ez, y la cercanía se recupera en diez minutos...

Como pasó en la película, diez años después...

Todos tenemos momentos tristes, pero son como un lapso, entre dos momentos felices... Para apreciarlos mejor...

Muchos besos Kamala.

P.D. No estoy muy ducho en esto de la informática, pero prueba a mirar en tu navegador, en Herramientas>>Opciones de internet: En la pestaña de seguridad, bajala un poco para que acepte cookies...

BESOSSSSS

Pikifiore -

Hola kamalita!Gracias por dejarme ese comentario en mi blog,lo he leido varias veces y creo q tienes razon!No dire nada.
Besotes

Anawin -

Disfruta de Corazón antes que os tengais que bajar los dos en una estación distinta. Besos y feliz viaje.

Corazón de León!! -

JEJEJE!!
Kam, momento pocholismo!!
Que potito.
La vida es un asco, pero eso es como todo, solo piensa en lo bueno, pasado, presente y futuro, y sabrás entonces que eso, "lo que vale la pena", no lo cambiarías por nada.
Es lo que me pasa a mí contigo...Y a ti conmigo!!
Fea!Mil besos

monocamy -

Aparte de que no exista la felicidad plena, tampoco sé hasta qué punto es aconsejable. Después de todo, ese en el contraste felicidad-infelicidad donde aprendemos a avanzar y valoramos lo aprendido.

La felicidad plena produciría estancamiento en ese progreso. Y plena plena nunca sería, siempre y cuando existiera la posibilidad de girar la cabeza para ver sufrir a alguien.

La plena la dejamos para más adelante jijiji ;)

Pikifiore -

Hola kamalita!no te preocupes.No siempre se puede estar bien ni q las cosas vayan de maravilla y aunq parezca q es eso lo q le ocurre a la gente q te rodea,es irreal.Es normal tener esos momentos de sentirse extraño,sin un solo motivo claro pero con muchos motivos acumulados.Al menos tienes la suerte de poder hablar con sinceridad con ese amigo tuyo.Yo ultimamente soy incapaz de abrirme a nadie y sincerarme.
Con respecto al post anterior,no te preocupes,¿quien no discute con sus hermanos?
Muchos besos

AOH/Rasczak -

Siempre puede ser que la gente se haya acostumbrado a tener una vida de mierda, y cualquier cosa que les pase ya no les parece mala. A mí al menos es lo que me pasa ya con los exámenes, es una jodienda suspender pero apenas me afecta a la moral.

Su -

Tienes razón, la felicidad total y absoluta no existe, así que esas personas que siempre están hablando de lo felicísimas que son, de lo bien que les va todo y de lo maravillosa que es su vida los trescientos sesenta y cinco días del año, probablemente tengan más carencias que los que no tenemos problemas en admitir, que nuestra vida la mayoría de las veces mola mucho, pero otras... es una mierda.

Un beso Kamala.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres