Blogia
kamala in Patmos

Historia de un trabajo o el dolor de estómago

Historia de un trabajo o el dolor de estómago

Jo, me duele el estómago. No sé qué he comido que me ha sentado mal. Bueno... voy a hacer un repasito de mi última semana, que ha sido para echarse a temblar.

Todo empieza con un trabajo que teníamos que hacer para la universidad. Ninguno teníamos ganas, pero la profesora lo va a tener en cuenta, y como es un poco agarrada a la hora de poner notas, decidimos hacerlo. Total, la cosa iba a ser cosa de poco, coger información a través de google, ponerlo bonito, hacer una presentación en power point, y se acabó. Ains, qué optimistas somos a veces....

Éramos cuatro en el trabajo. Voy a poner nombres para no liarnos. Pero primero me los tengo que inventar. A ver... Del Marine ya os he hablado. Otro llamado el Chico tranquilo y otra llamada... umm... Alegría porque se ríe mucho y siempre está de buen humor (o casi siempre).

El caso es que al principio sólo lo íbamos a hacer Alegría y yo. Más tarde se apuntaron los chicos, pero para entonces, nosotras ya habíamos sacado casi toda la información. Bueno pues, repartimos el trabajo y aquí fue cuando empezaron a surgir los problemas. Cada uno se encargaba de su parte, pero trabajámos en nuestras respectivas casas. Cuando nos veíamos por messenger o en clase al día siguiente, nos contábamos lo que habíamos hecho y nos enseñábamos cosas nuevas para meter en el trabajo. Con lo cual, había que modificar todo lo que habíamos hecho el día anterior para añadir esas cosillas... También, los chicos tardaron mucho en entregarme su parte, por lo que yo no podía empezar con las conclusiones hasta no haberme leído el trabajo entero.

En fin, que llegó el jueves por la mañana, y aún nos quedaban mil detalles, entre ellos juntar todas las diapositivas en power point, imprimir el trabajo y encuadernarlo, y estudiarnos lo que íbamos a contar en la exposición.

Durante todos estos días, no hemos hecho más que discutir. Y además, de lo lindo. Ahora me arrepiento un poco, pero no por haber discutido, si no por cómo me puse. Con quien más discutí fue con el Marine, que le decía las cosas bastante claritas. Algunos amigos escucharon la discusión que tuvimos por teléfono, y les pareció bien que no me callara, y que ese problema que estábamos teniendo no influyera en nuestra amistad pero... dentro de mi no estaba muy contenta. Era la primera vez que me ponía así con un amigo.

Hubo una segunda discusión, en la que yo empecé tranquilita. Pero es que, cuando se discute con una persona, se le tiene que ir concediendo la palabra de vez en cuando, no se trata de lanzar un monólogo y ya está. Ni tampoco empezar diciendo las palabritas mágicas que encienden mi ira de "kamala, no tienes razón". Eso me pone... uffff.... Ni que la gente no reconozca que se ha equivocado. Ni que digan palabras en mi boca que yo no he dicho. Ni....

Comí a la 13 de la tarde sin hambre. Y como acababa de discutir, estaba nerviosita. Asi que eso ha podido ser lo que me sentó mal. Me sigue doliendo... jo....

Cuando llegó la hora de exponer, ya estábamos los cuatro tan amiguitos. Nos juramos que nos salvaríamos el pellejo en el caso de que la profesora nos preguntara algo que no sabíamos. Vamos, que nos echaríamos una mano en caso de emergencia. Por lo que, cualquiera que nos viera así, habría pensado que todo había ido como la seda durante el tiempo que empleamos en hacer el trabajito.

Al día siguiente llamé al Marine para pedirle perdón. Me dijo que no pasaba nada, que él seguía considerándome su amiga y que prefería que le fuese sincera siempre. Bueno, me quedé más tranquila. Sabía que él no me lo tomaba en cuenta, pero yo quería disculparme.

En Madrid no hace muy buen día, ¿y allí? Toda la semana hemos tenido sol, e incluso he dejado el abrigo en casa para ponerme sólo una chaqueta vaquera. Pero es tener puente, y empezar el mal tiempo. Es que no falla. Pero yo estoy ahora mismo en mi casita tan a gusto. Me voy a poner una peli, y luego como algo. ¿Quién me cuida y me da mimitos? Para una vez que estoy mala....

Un beso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Virginia -

Ahora haceis muchos trabajos, supongo que serás de letras, yo no hacía trabajos en equipo, una pena, hubiera podido contactar más con la gente. Discutir es bueno, no pasa nada. Las relaciones que son siempre de juerga y nada más no llegan a nada.

Pikifiore -

Uff,eso me recuerda a un trabajo que hice en cuarto de carrera,era para un proyecto q se tenia q alargar a lo largo del curso.Casi nos cuesta la amistad,jaja, es broma,pero no veas lo q discutimos aquel año por culpa del trbajito

Thalasos -

Meine Bauch tut weh. Las clases de alemán no palían el dolor, aunque ayudan a abrir el fuego.
Las páginas dulces siempre ayudan a calmar el dolor. Esta página huele dulce.

Alba -

Espero que ya estes mejor de tu estomago... alguna que otra discusión de vez en cuando le da pimienta a la vida no? jejeje

Muchos besos

Anawin -

Las malas digestiones.....cuidate. Un beso.

AOH/Rasczak -

Es lo que tiene trabajar en equipo, en general cuando se está con otros (ya sea por trabajo o por placer) es muy dificil que siempre haya consenso y que no surja nunca una cierta fricción...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres