Blogia
kamala in Patmos

Te invito a un café

Te invito a un café

Te invito a un café. Venga, no seas así, no pongas esa cara. Considera esta invitación como una disculpa. Sé que llevo mucho tiempo desaparecida, pero no me he olvidado de ti.

Tenía muchas ganas de sentarme a hablar contigo, para que me cuentes todas las novedades de tu vida. Pero de la mía, no querrás saber. La última semana me la he pasado discutiendo con todo el mundo y no he parado por casa.

¿Quieres una galleta con el café? jo, están riquísimas. Yo no podría vivir en Inglaterra, dicen que la comida es muy mala, y como no me gustaría, me pasaría el día comiendo las cookies estas y engordaría un montón. Hablando de engordar, algunos amigos y yo, hemos pensado en ir a patinar al Retiro, para fortalecer piernas y hacer algo de deporte. Suena bien, ¿verdad? Lo malo es que hace años que no patino, y me da vergüenza. Imagínate, yo, tan mayorcita y ayudada por dos personas para no matarme con los patines jajajaja.

¿Qué? ¿que te hable de chicos? uff, ese es el tema tabú, ya sabes. No hay ninguno a la vista, pero tampoco me lo planteo. De los conocidos, no me gusta ninguno, ya los veo como amigos. Algunos tienen novia, y a mi no me apetece volver a pasar por eso. Y sobre los que conozco un día de forma esporádica... sabes lo que pienso, que en un rato, todos somos encantadores y las relaciones empezadas en discotecas, no llegan a buen puerto.

Que sí... que sí. ¿Te digo yo algo de tu vida? Yo no te digo lo que tienes que hacer, así que por favor, no te metas.

Ah bueno, se me olvidaba contarte. El Arquitecto ha vuelto a aparecer en mi vida. Si creyera en el destino, ten por seguro que este chico sería para mi. Me lo he ido encontrando cada cierto tiempo en mi vida. Esta última vez, decidí darle una oportunidad. Pensé en mirarle con otros ojos, los de "posible relación". Pero... no podía. Siempre le consideré mi amigo, nada más. Quedamos una noche, y te prometo que iba con la intención de empezar algo con él. Lo que fuera. Recuerdo que quedamos en la misma estación de tren donde nos habíamos visto por última vez, y pensé que era como cerrar un círculo. Habíamos estado separados un par de años, para volver a encontrarnos, pero esta vez sí, dispuestos a vivir una historia diferente. Pero cuando lo tenía delante, mis nervios afloraron. Ya sabes lo que me molesta ponerme nerviosa delante de los chicos. Pero al cabo de tres o cuatro horas, me dijo que tenía novia. Mira, te seré sincera... ¡pude respirar tranquila! No tenía que plantearme si el chico me gustaba o no, porque ya tenía pareja. Así que empecé a comportarme como la amiga de siempre.

¿Ves? siempre acabamos hablando del amor. Qué tendrá que nos hace cambiar tanto. Es increíble...

Bueno, ya es la hora, nos tenemos que ir. ¿Qué tal si nos tropezamos tú y yo otra vez por aquí mañana? Me animas a empezar el día. Por lo menos me desahogo, y sé que este tiempo, te lo dedico a ti por entero. No hay cosas importantes que hacer ahora, sólo estar contigo. ¿Sí? ¿te apetece? muy bien, entonces, nos vemos mañana.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

edgar alfaro chaverri -

Respecto al cafecito, confieso que no soy un santurrón, pero os adjunto este otro poema para compartir contigo –que tanto nos das– algo, un poquito siquiera de mí...

espero que os agrade

*
“Del fruto de la boca del hombre
se llenará su vientre;
se saciará del producto de sus labios”
Proverbio 18:20

–¿Qúe tienes hoy para nutrir el alma?

–Pues verás:
tengo un poema aderezado
con especias celestiales
una palabra con cebolla
un verso con cilantro
un adiós con ajo inolvidable
y un amén con perejil...

El apio proverbial
va en el jugo de tomate
y la horchata es con azúcar
de no darse nunca por vencido
de postre tengo los tres tiempos
un Jesús en oración...

¿Qué más puedo ofrecerte, acaso
tomar un cafecito con Jehová Dios?


Edgar Alfaro Chaverri
eapoeta@yahoo.com

Alba -

Ahora se me antoja tomarme un cafelito contigo... además tengo el lugar idoneo jejejeje

Un besito

Etiam -

Jejeje, después de tanto tiempo apetece un cafelito para ponerse al día. ¿Es impresión mía o llevas unos cuantos post mirando la vida con otros ojos? Si es que todo depende del color con que se mire la vida...
Un besito

marta -

Yo un descafeínado,plis, con mucha azúcar.
Soy nueva por aquí, pero mira por donde acabamos de compartir confidencias en la sobremesa de un sábado lluvioso. Me pasaré por aquí. un besito

monocamy -

Pues yo inicié una relación en una discoteca y duró cinco años y medio. Muchas de esas relaciones son triviales, porque simplemente sales a disfrutar, bailar, ligar... pero ésta salió bien y ya ves.

Lo malo es que, cuando ya la relación había avanzado, fueron saliendo las \"verdades\". Esta chica (que era absolutamente maravillosa) tenía, en cambio, un importante defecto: su manía de planear el futuro. Quería casarse cuanto antes, tener un hijo el primer año, tres en total, y marcharse a vivir a Asturias. Y todo ello, innegociable.

Por supuesto, salí corriendo. Qué estupidez casarse para parir... No lo comprendo.

mnkantavivir -

como me gustaría, (en serio!!) tomarme un café contigo...a de ser fenomenal tu plática...
saludos

ZilC -

Genial.

AOH/Rasczak -

Ah, los cafés, yo creo que no hay nada en el mundo que sea capaz de unir tanto y dar tanto pie a las confidencias.

A veces incluso me sorprendo de lo que pueden dar de sí unos cuantos sorbos a un líquido negro y amargo. Es algo que debería hacerse cada cierto tiempo, y no solo cada muy de cuando en cuando.

Pikifiore -

Acepto tu cafe,hoy estuve esperando por un cafe...tb queria una conversacion con ese cafe que no llegó.
Besitos

Anawin -

No hay nada como un café matunino para compartir confidencias. Besos. Dos cucharadas, por favor. Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres