Blogia
kamala in Patmos

No vuelvo

No vuelvo, tal vez sea mejor así. El largo camino que nos separa, el que va de tu corazón al mío, se llenó de obstáculos que vencer. Y los dos sin ganas de enfrentarnos a ellos. Sin querer apartar las piedras.

No vuelvo, porque mi orgullo no permite que me muera si decido recorrer la distancia y tú te anclas en el mismo sitio.

No vuelvo, pero... ¿y si tú regresas?

¿Sabes a qué punto me gustaría volver? a ese en el que fuimos uno, ese... en el que no nos hacía falta decidir si volvíamos o no, porque ninguno de los dos... nos habíamos ido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Pikifiore -

Que bonitooo!hoy estaba tristona y al leer esto se me han humedecido los ojos.Eso es justo lo que no sabia definir,estas palabras me sirven.Besoooosss

su -

No digo nada porque AOH te dijo exactamente lo que yo quería decirte :-)

Un beso y como me dicen a mi... deja que las cosas fluyan ;-)

AOH/Rasczak -

A veces tampoco vale la pena plantearse si volver o no, porque la decisión no puede tomarse en realidad. Hay veces en que por mucho que se piense que no se volverá, terminas descubriendo que alguien nunca ha terminado de irse; y otras (más tristes) que antes de decidir nada hay quien se fue hace mucho tiempo.

Esas decisiones hay que dejarlas a quien debe tomarlas, y no es el cerebro.

roouus -

que te vas?
no me dejes otra vez
que te echaría mucho de menos.

jajajaaaj
búscame Harimaguada_@hotmail.com

kamala -

Rafael, has sido tan expresivo que me han dado ganas de volver... ¡Qué bonito! Me ha encantado tu última frase, me la guardo para recordala siempre. Un beso.

Monocamy, esas palabras son más ciertas de lo que parece. En ocasiones, la poca fuerza de voluntad o las pocas ganas de perder a alguien, te hace tambalearte en las decisiones, y al final, lo terminas pagando. Un beso.

Ezne, me ha gustado eso de que siempre hay motivos por los que huir, pero que también por los que quedarse. ¿Sabéis? yo también volvería, por lo menos hasta el punto en el que a mi me toca (recorrer la mitad del camino como dice Rafael) y ahí me quedaría hasta que el corazón se cansase de esperar (como dice Ezne).

Hacéis unos comentarios en mi blog, inmejorables. Menos mal que me quedáis vosotros... todo el mundo está de vacaciones...

ezne -

Cuando recuerdo al orgullo, siempre se me viene a la cabeza esa frase que dice "Cuando el orgullo grita es que el corazon calla"

Creo firmemente en la dignidad de las personas, pero el orgullo, es un amo cruel. Te lo digo de verdad. No dejes que el motivo sea el orgullo por el que no vuelves. Si no vuelves, que sea porque tu corazón simplemente se cansó de esperar... siempre hay motivos por los que huir, pero tambien los hay para quedarse. Piensalo niña ok??

Un besazo!

monocamy -

Yo sólo te aconsejo que reflexiones bien y la decisión que tomes, sea cual sea, sea una decisión firme.

Que te tome en serio. ;)

:*****

Rafael -

¡¡Vuelve Kamala, vuelve!! Recorre la mitad de ese camino, tu mitad. Llega al punto donde erais uno y una y dile: ¡¡Aquí estoy!! ¡¡Soy tu mitad!! Si no te pegas a mí andaremos otros caminos de medio cuerpo y media alma, pero nunca el nuestro, el de uno y una.
Si él esta regresando, el encuentro será único, de uno. Si él no recorre su mitad estarás donde estás ahora, pero sin preguntarte que habría pasado, ya lo sabrás.
¡¡Vuelve Kamita, vuelve!!Que el orgullo y las piedras se pueden mover, pero al amor no hay quien lo mueva.

kamala -

Jolín... me ha gustado mucho tu comentario. Aquí ya hemos debatido un poco sobre el olvido de esas personas que lo son todo, a las que nos aferramos sin saber por qué. Tengo pendiente el hablar sobre la química que sentimos con determinadas personas.

Gracias por tu comentario, me has caído muy bien jajaja.

Un beso.

vicente -

Recuerdo un chiste de Wody allen que dice asi: Un hombre va a ver a su psiquiatra y le dice, doctor no sé que hacer mi hermano está loco, y el doctor le responde, que es lo que le pasa,a lo que contesta el hombre, él piensa que es una gallina, y entonces el medico le pregunta, y por qué no lo meten en un manicomio,y le dice el hombre, porque necesito los huevos.
Las relaciones son eso que nos ata sin saber por qué, como una necesidad vagabunada de nuestra cabeza, de nuestra necesidad y la tenemos hay rondandonos en todas partes, en todas la esquinas, y sin saber por qué caemos en los mismos errores, en las mismas frustraciones, no sé pero en verdad creo que las relcioenes son como los huevos del chiste, no crees. un beso me gusta mucho tu blog.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres